viernes, 25 de marzo de 2011

DESASTRES NATURALES EN ARGENTINA

CHACO, UN MUNDO A SECAS

La cuestión de las inundaciones es una de las causas que mantienen en velo a todo el planeta. Otro hecho de similar importancia y cuidado es el tema de las sequías que se dan precisamente por la falta de agua, factor determinante para que la población de un lugar pueda sobrevivir en condiciones dignas.



Estas catástrofes climáticas están íntimamente emparentadas y pareciera que se ponen de acuerdo para atacar. Mientras en algunos sectores las lluvias no dan tregua y arrazan con todo,  en otras zonas se da curiosamente lo contrario, pasan meses sin una gota de lluvia creando un desierto en donde se hace imposible sobrevivir.
Argentina, es uno de los tantos países que año tras año sufre esos desastres climáticos provocados por la falta de lluvias. No existe un método para prevenir estos ataques de la naturaleza pero existen herramientas para hacer  frente  a esta la situación una vez instalada. Desde el Centro Nacional de Mitigación de Sequía en la Universidad de Nebraska se exponen diez pasos a seguir para poder llevar adelante este plan ante una eventual situación de sequía.

UNA PROVINCIA EN PROBLEMAS


Haciendo referencia a lo antes dicho podemos dar cuenta de la crítica situación que se vivió en Chaco en el año 2006, en ese periodo la provincia estuvo en situación de emergencia durante casi todo el año. Las autoridades tomaron mediadas urgentes ordenando a la comunidad el uso racional del agua y ordenaron seguir a raja tabla el plan de emergencia especifico para este tipo de catástrofes. 

La sequía, un problema que no se detiene

Remontándonos a hechos más actuales podemos dar cuenta de casos similares en 2008 donde el gobierno provincial no dudó en tomar cartas en el asunto ante un peligro inminente para las casi trescientas mil personas que habitan en las zonas afectadas.  Fuentes del gobierno, en ese momento, admitieron que un gran obstáculo para poder hacer frente a esta clase de crisis hídricas, es la falta de obras estructurales.

En la actualidad las repercusiones  acerca al tema de las sequías no cesan. Desde el más pequeño hasta el más alto funcionario de la provincia se cargan el problema en sus espaldas y sacan conclusiones sobre las causas y las metodologías que se vienen realizando hasta el momento. Héctor “Lilo” Vega, Intendente de la chaqueña Machagai expresó  en una reunión con el Presidente de la Casa del Chaco en la provincia de Buenos Aires, Pablo Meza que, “Durante estos últimos 16 años, el Chaco ha sufrido una deforestación salvaje. Lo mismo que en todo el país y en todo el mundo. El cambio climático global es algo que nos está afectando y mucho”.

Las sequías como tantos otros desastres climáticos que afectan al planeta no se dan de una manera ilógica sino que son producto de los constantes ataques que los humanos realizan contra la naturaleza.
La falta de información, el desinterés para con el cuidado del medio ambiente, los desechos tóxicos que se generan día a día, son algunos de los factores que agudizan el problema del calentamiento global y la consecuencia es la cantidad de desastres que suceden en el planeta.
La única solución que existe es la toma de conciencia por parte de la población mundial, las políticas de prevención no son efectivas si los ciudadanos no las respetan y los métodos para hacer frente serán cada vez menos efectivos si los que tratan de frenar  las catástrofes son los mismo que las provocan.
El mundo está a tiempo de resolver este problema pero de no hacerlo en la brevedad es muy posible que se haga demasiado tarde y los daños sean irreversibles. La pregunta que surge al respecto es muy simple ¿El hombre está preparado para salvarse o solo le importa disfrutar del ahora sin pensar en el mañana? 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada